Caso: ovni de aguadilla captado por Homeland security update

Foto de Jorge Martín Miranda.

Estimados amigos y amigas,
El análisis del video del ovni filmado en Aguadilla por personal de un avión de Coast Guard / Homeland Security de los EE.UU., sigue motivando articulos y discusiones en el mundo de la investigación del fenomeno ovni.
Fue este servidor, Jorge Martín, quien publicó originalmente la existencia del video del ovni filmado en Aguadilla, que fue filmado por personal de US Coast Guard / Homeland Security.

El video me fue entregado por una fuente que trabajaba en seguridad en el aeropuerto Rafael Hernández de Aguadilla / Homeland Security.

En aquél momento publiqué la información en la edición #32 de la revista ENIGMAS del Milenio, y posteé una copia del video en mi página en Facebook.

En el artículo también emití mis observaciones sobre el tamaño aparente del objeto volador extraño en el video, sus características, su comportamiento de vuelo, su capacidad para dividirse y cambiar de forma, etc., que corroboran ahora los miembros del grupo de investigadores de los EE.UU. que efectuó un análisis científico del video.

Por otro lado, el amigo y colega José A. Martínez también publicó una copia del video que llegó a sus manos gracias a otra fuente anónima.

Aquí les mostramos el artículo escrito hace un par de días por Billy Cox (agradecemos al amigo Héctor Jusino por enviarnos copia del mismo).

By Billy Cox, Herald-Tribune
/ Friday, August 14, 2015
Late last year, the U.S. Naval Research Laboratory, through its in-house Spectra magazine, revealed a drone program designed to convert a flying machine into a submersible platform, along with a look at the beta version of a real-life comic book fantasy. This unmanned underwater vehicle (UUV) is called the Flimmer, and the Flimmer was the last best hope an independent six-man research team considered as an explanation for what happened two years ago over Aguadilla, Puerto Rico. But under withering scrutiny, it doesn’t look like the Flimmer has the chops to qualify.
So this leaves us with an extraordinary mystery at the heart of one of the most rigorous scientific inquiries into a single UFO event since the Stephenville case in 2008. And not coincidentally, one of the co-authors of the new report is former semiconductor engineer and Mutual UFO Network Research Director Robert Powell. Powell’s FOIA work with Glenn Schultze on the Stephenville radar records forced the U.S. Air Force to reverse itself back in ’08 and admit that it did, indeed, have jet fighters in the Texas skies at the same time and general location of the UFO, just as eyewitnesses on the ground had insisted.
A thoroughly documented UFO case using government records broke this week, but will mainstream science risk taking a peek?/CREDIT: dailymail.co.uk A thoroughly documented UFO case using evidence generated by a division of the Department of Homeland Security broke this week — but will federal records be enough to goad mainstream science into taking a peek?/CREDIT: dailymail.co.uk
Assembled by an ad hoc multidisciplinary panel calling itself the Scientific Coalition for Ufology, its focus is a 3-minute 54-second long video clip, and the analysis – which runs 162 pages – is called “2013 Aguadilla Puerto Rico UAP.”A number of things jump out immediately, chief of which is the provenance of the footage. With the assistance of a whistleblower whose name remains confidential, investigators have confirmed the sequence was recorded by a DHC-8 Turboprop under the Command of U.S. Customs and Border Protection. CBP is a branch of the Department of Homeland Security.
In a nutshell: On April 25, 2013, beginning around 9:20 p.m., the Dash-8 crew informed the air traffic control tower at Rafael Hernandez Airport it had spotted a pinkish-red light coming in off the ocean. ATC saw the bogey as well, but couldn’t get an ID because the sucker lacked a transponder. Things got more suspicious when the bogey evidently killed its lights, and that’s when the Dash-8 went into surveillance mode. It switched on a thermal camera with the sort of HD technology that easily paints airborne dope smugglers at night. And then it got weird. Some two minutes into the video, after cruising at treetop level, above oblivious highway traffic, this rascal hit the ocean and continued to surge forward without slowing down, averaging more than 80 mph. The Dash-8 kept tracking the object, its heat signature still visible beneath the water. And that’s when it got really weird.
The thing broke the surface and skimmed it several times, and there’s a flash as the camera operator adjusted the magnification. About 30 seconds into the water sequence, after yet another flashing squint of the optics, the object zipped out of the ocean again. Only, this time it had a twin, tooling along at the same speed. De Void screeched to a halt at this passage:
“A careful frame by frame analysis indicates that the object split in half. In less than one second, the object’s thermal image doubled in size; its center of heat then became bimodal; the object then split into two halves. The process appeared similar to mitosis observed during cell division with the splitting of the nucleus, the expansion of the cell, and the final separation into two cells.” !!!!
“Cell division – that was my gut feeling,” says Powell. “As I was color-coding the (pixel intensity) numbers, this heat zone separated, just like what we see in cell division. Then two separate objects came out of the water.” There’s possibly even more info one might wring from the images, which the Dash-8 acquired via its Wescam MX-15D camera. “But,” Powell adds, “we could not get them to give us any operational documents on their system.”
Even so, the framing in the camera’s video output provided a data bonanza, including latitude and longitude, altitude, distance, and azimuth heading. The investigative team, which included researchers with degrees in physics and statistics, concluded the somewhat shapeshifting UFO was anywhere from 3 to 5 feet long. Though the mystery traveled at varying speeds, between 40 and 120 mph, and changed directions multiple times – virtually eliminating birds and balloons as candidates – the team could detect no source of propulsion.
The whistleblower also provided enough info to independently verify the plane’s location on said date through FOIA documentation. And here’s what’s interesting about that: Powell says the Aguadilla records were the last ones released through the 84th Radar Evaluation Squadron before the transparency window slammed shut. Located at Hill AFB in Utah, 84 RADES had long been an invaluable resource for UFO researchers requesting raw unsanitized radar data in order to study new cases. But in 2014, the Pentagon came up with a new censorship policy to drive yet another nail into the coffin of President Obama’s executive orders for more government accountability. But that’s another issue altogether. De Void has sent a link and a query to the Naval Research Lab about a possible UUV connection to Aguadilla, but I’ll stroke out and eat my shoes if they reply.
Anyhow, the takeaway is a richly detailed detective story, of which De Void has barely scratched the surface here. Alejandro Rojas provides a more complete summary at Open Minds, but you really need to read the original report, which is criss-crossed with the sort of trigonometry, graph charts and 3-D modeling that De Void is unqualified to evaluate. In fact, the target audience isn’t armchair quarterbacks like De Void.
“We want to open the door for continued analysis,” says Morgan Beall, the Florida MUFON State Director and environmental consultant who worked with the federal whistleblower and recruited the research team. “We’re inviting people to review our work and repeat what we’ve done. Or maybe find the flaws in it and show us where we’re wrong. That’s how science is supposed to operate.”
Somewhere else, maybe. In America, institutional science doesn’t have the stomach for honest inquiry into The Great Taboo.*

—————————————

Por Billy Cox, Herald-Tribune
/ Viernes, 14 de agosto 2015
A finales del año pasado, el Laboratorio de Investigación Naval de Estados Unidos, a través de su in-house Spectra revista, reveló un programa de aviones no tripulados diseñado para convertir una máquina voladora en una plataforma sumergible, junto con un vistazo a la versión beta de un libro de fantasía cómica de la vida real. Este vehículo submarino no tripulado (UUV) se llama el Flimmer y el Flimmer fue la última y mejor esperanza de un equipo de investigación de seis hombres independiente considerada como una explicación de lo que pasó hace dos años sobre Aguadilla, Puerto Rico. Pero bajo escrutinio fulminante, no parecerse a la Flimmer tiene las chuletas para calificar.
Así que esto nos deja con un misterio extraordinario en el corazón de una de las investigaciones científicas más rigurosas en un solo evento OVNI desde el caso Stephenville en 2008. Y no por casualidad, uno de los co-autores del nuevo informe es el ex ingeniero de semiconductores y Mutual UFO Network Investigación director Robert Powell. FOIA trabajo de Powell con Glenn Schultze en los registros de radar Stephenville obligado a la Fuerza Aérea de Estados Unidos a revertirse de nuevo en el ’08 y admitir que lo hizo, de hecho, tener aviones de combate en los cielos de Texas, al mismo tiempo y la ubicación general del UFO, justo como testigos en el terreno habían insistido.
A minuciosamente documentados caso OVNI utilizando registros gubernamentales rompieron esta semana, pero será la corriente principal riesgo ciencia echar un vistazo / CRÉDITO:? Dailymail.co.uk Un caso OVNI minuciosamente documentado usando evidencia generada por una división del Departamento de Seguridad Nacional se rompió esta semana – sino que los registros federales ser suficiente para incitar a la ciencia convencional en echar un vistazo / CRÉDITO: dailymail.co.uk
Montado por un panel multidisciplinario ad hoc que se autodenomina la Coalición Científica para la ufología, su enfoque es un 54-segundo clip de 3 minutos de duración de vídeo, y el análisis – que se extiende 162 páginas – “. 2013 Aguadilla Puerto Rico UAP” se llama un número de las cosas saltan de inmediato, el jefe de los cuales es la procedencia de las imágenes. Con la ayuda de un informante cuyo nombre sigue siendo confidencial, los investigadores han confirmado la secuencia fue grabada por un DHC-8 Turbohélice bajo el mando del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza. CBP es una rama del Departamento de Seguridad Nacional.
En pocas palabras: El 25 de abril de 2013, comenzando alrededor de 21:20, el equipo de Dash-8 informó a la torre de control de tráfico aéreo en el Aeropuerto Rafael Hernández se había visto una luz de color rosado-rojo que entra en el océano. ATC vio el fantasma también, pero no pudo conseguir una identificación porque el lechón carecía de un transpondedor. Las cosas se pusieron más sospechoso cuando el bogey, evidentemente, mató sus luces, y eso es cuando el Dash-8 entró en modo de vigilancia. Se enciende una cámara térmica con el tipo de tecnología de alta definición que pinta fácilmente traficantes de droga en el aire de la noche. Y luego se puso raro. En el vídeo de unos dos minutos, luego de crucero a nivel de los árboles, por encima de tráfico de la carretera ajeno, este sinvergüenza golpeó el océano y continuaron a surgir hacia adelante sin disminuir la velocidad, con un promedio de más de 80 mph. El Dash-8 mantiene el seguimiento del objeto, su firma de calor todavía visible bajo el agua. Y fue entonces cuando se puso muy raro.
La cosa salió a la superficie y desnatada varias veces, y hay un flash como el operador de cámara ajusta la ampliación. Cerca de 30 segundos en la secuencia de agua, después de otra estrabismo intermitente de la óptica, el objeto comprimidos fuera del océano de nuevo. Sólo que esta vez tenía un hermano gemelo, herramientas junto a la misma velocidad. De Vacío paró en seco en este pasaje:
“Un marco de cuidado por el análisis del marco indica que el objeto dividido por la mitad. En menos de un segundo, la imagen térmica del objeto se duplicó en tamaño; su centro de calor y luego se convirtió en bimodal; el objeto divide entonces en dos mitades. El proceso parece similar a la mitosis observado durante la división celular con la división del núcleo, la expansión de la célula, y la separación final en dos células. “!!!!
“La división celular – que fue mi primera impresión”, dice Powell. “Como yo era color de codificación de los (intensidad de pixel) números, esta zona de calor separado, al igual que lo que vemos en la división celular. Luego, dos objetos separados salieron del agua. “Hay posiblemente incluso más información que se podría extraer de las imágenes, que adquirió el Dash-8 a través de su cámara Wescam MX-15D. “Pero”, agrega Powell, “no pudimos conseguir que nos den los documentos operativos en su sistema.”
Aun así, el encuadre en la salida de vídeo de la cámara proporciona una bonanza de datos, incluyendo la latitud y longitud, altitud, distancia, y el rumbo de azimut. El equipo de investigación, que incluyó a investigadores con títulos en física y estadística, concluyó el algo shapeshifting OVNI era de 3 a 5 pies de largo. Aunque el misterio viajó a velocidades variables, entre 40 y 120 kilómetros por hora, y cambió de dirección varias veces – eliminando prácticamente las aves y los globos como candidatos – el equipo pudo detectar ninguna fuente de propulsión.
El denunciante también proporcionó información suficiente para verificar de forma independiente la ubicación del avión en dicha fecha a través de la documentación de la FOIA. Y aquí está lo interesante de que: Powell dice que los registros de Aguadilla fueron los últimos liberados a través del radar 84o Escuadrón de Evaluación antes de la transparencia de las ventanas se cerró de golpe. Situado en Hill AFB en Utah, 84 RADES habían sido durante mucho tiempo un recurso invaluable para los investigadores de ovnis que solicitan datos de radar unsanitized primas con el fin de estudiar los nuevos casos. Pero en 2014, el Pentágono se le ocurrió una nueva política de censura para conducir otro clavo en el ataúd de las órdenes ejecutivas del presidente Obama para más rendición de cuentas del gobierno. Pero eso es otro tema por completo. De Void ha enviado un enlace y una consulta para el Laboratorio de Investigación Naval sobre una posible conexión UUV a Aguadilla, pero voy a accidente cerebrovascular y comer mis zapatos si contestan.
De todos modos, la comida para llevar es una historia de detectives rica en detalles, de los cuales De Vacío apenas ha arañado la superficie aquí. Alejandro Rojas ofrece un resumen más completo en Open Minds, pero usted realmente necesita para leer el informe original, que se intersecciones con la clase de trigonometría, cartas gráfico y modelado 3-D que De Vacío está calificado para evaluar. De hecho, el público objetivo no es mariscales sillón como De Vacío.
“Queremos abrir la puerta para el análisis continuo”, dice Morgan Beall, el Director Estatal MUFON Florida y consultor ambiental que trabajó con el denunciante federal y reclutó el equipo de investigación. “Estamos invitando a la gente a revisar nuestro trabajo y repetir lo que hemos hecho. O tal vez encontrar los defectos en ella y nos mostrará dónde nos equivocamos. Así es como se supone que la ciencia para operar “.
En otro lugar, tal vez. En Estados Unidos, la ciencia institucional no tiene el estómago para la investigación honesta en La Gran Tabú. *

The URI to TrackBack this entry is: https://historiasufologicasenpuertoricoyexterior.wordpress.com/2015/08/18/caso-ovni-de-aguadilla-captado-por-homeland-security-update/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: