La Operación Cortina: ¿Ejercicios Militares con Seres Alienígenas?

La Operación Cortina: ¿Ejercicios Militares con Seres Alienígenas?



Por Jorge Martín – Periodista e investigador OVNI (Puerto Rico)
C. Jorge Martín – Todos los derechos reservados.
Correo electrónico: jorgemartin87@yahoo.com
Teléfono: (787) 758-0692.

Como dijimos en un artículo anterior, gran número de puertorriqueños han servido en las fuerzas armadas de los EE.UU., lo que ha permitido que muchos de ellos hayan tenido contacto con el asunto OVNI durante su servicio, y varios de ellos nos han comunicado sus experiencias a ese respecto.

Les ofrecemos a continuación el sorprendente testimonio de uno de estos oficiales militares, que parece indicar que las Fuerzas Armadas de los EE.UU. no sólo podrían estar en contacto con una nación extraterrestre, sino también que podrían ser aliados, hasta cierto grado, a nivel militar.

¿Que eso es increíble? Sigan leyendo, y formen su propia opinión al respecto.

En 1994 hicimos contacto con un oficial militar puertorriqueño miembro una unidad de Fuerzas Especiales de la Guardia Nacional de Puerto Rico, que nos relató algo verdaderamente sorprendente.

El oficial, a cambio de mantener su identidad en el anonimato, nos dio detalles de una situación importante que se había producido en el año 1992.

Pidió que no grabásemos su voz, ni tomásemos fotos, que solamente tomásemos notas de lo que iba a relatarnos, por obvias razones de seguridad personal para él.

Así lo acordamos, y después de haber verificado sus credenciales personales y militares a nuestra entera satisfacción, procedimos a escuchar su relato, tomando notas detalladas de la misma.

Comenzó, no sin mostrar algunos gestos de preocupación, a relatarnos lo ocurrido.

“Hay ciertos detalles -dijo- que no podré darle, pero voy a decirle todo lo que pueda sobre lo que pasó. Es algo que todavía tiene a un montón de gente muy preocupada.

“Mire -indicó- en la Guardia Nacional de Puerto Rico hay algunos grupos élite que hemos recibido entrenamiento de las Fuerzas Especiales, y en ocasiones los miembros de esas fuerzas participamos en ejercicios especiales conjuntos tanto aquí en la isla de Puerto Rico, como también en los Estados Unidos y en otros países.

“En 1992 se llevaron a cabo unos ejercicios militares en la base militar de Fort Chaffee, en el Estado de Arkansas, EE.UU., durante el período comprendido entre abril 17 y mayo 5 de ese mismo año.

“Un contingente de soldados puertorriqueños pertenecientes a los Servicios Especiales en el Campamento Santiago, en Salinas, Puerto Rico, fuimos enviados a participar en los ejercicios y maniobras en Fort Chaffee.

“Inicialmente fuimos llevados a la Séptima Sede del grupo de Servicios Especiales en Fort Bragg, Carolina del Norte (fuerzas especiales aerotransportadas), y de allí fuimos trasladados a Fort Chaffee, Arkansas.

“A los ejercicios se les dio el nombre de OPERACION CORTINA, y eran ejercicios realizados por fuerzas conjuntas de diferentes países de América del Norte y del Sur, entre ellas tropas de Venezuela, de Ecuador, de EE.UU. y de Puerto Rico.”

En este punto, el oficial dudó un momento y luego, después de un silencio, con un gesto serio, continuó: “Mire, Martín, sé que lo que voy a decir ahora es difícil de creer, pero yo le aseguro que estos fueron los hechos. No estoy inventando nada, ni escondo nada. Esta es la forma en que todo ocurrió “.

Y continuó: “Como parte del ejercicio, todos los contingentes, por separado, fuimos llevados a la parte trasera de la base Fort Chaffee, a una zona cercana a un terreno pantanoso, y una vez que estábamos allí el ejercicio de cada contingente por separado de cada país consistía en tratar de impedir que un ‘enemigo’ volase un puente ficticio. La zona era muy difícil y oscura, y también muy húmeda.

“Las fuerzas de cada país participaron en el ejercicio, pero nadie logró impedir que volasen el puente. Ni los venezolanos, ni los americanos, ni los ecuatorianos, todos los cuales habían tenido su turno, no habían tenido éxito en prevenirlo.

“Sin que nadie pudiese explicar por qué, el ‘enemigo’ siempre se infiltraba en la zona que se estaba protegiendo, y lograba volar el puente.

“Y tengo que decir que todos los hombres, de los diferentes países, eran lo mejor, la crema de las tropas de cada país. Pero de todos modos, el ‘enemigo’ se había infiltrado y los había engañado. Nadie entendía cómo había sido posible, pero el ‘enemigo’ lo había hecho.

“Bueno, nos llegó el turno a las Fuerzas puertorriqueñas para detener la voladura del puente.

“Fuimos llevados al área pantanosa, era de noche, y automáticamente tomamos nuestras posiciones para esperar a que llegase el ‘enemigo’. Había una sensación de que iba a venir después de la medianoche. Y así sucedió.

“A eso de las 12:30 a.m. se escuchó un ruido extraño en la distancia, como un zumbido potente combinado con algo como el ruido del motor de un helicóptero grande, y consideramos que el ‘enemigo’ había sido traído en helicóptero y dejado lejos, al otro lado de los pantanos. Así que los efectivos comenzamos a prepararnos para detenerle. Solamente sería cuestión de menos de una hora para que llegase.

“Bueno, pasó bastante tiempo y todo el mundo estaba alerta a cada señal, a cualquier sonido, a cualquier olor, cualquier cosa que pudiese revelarnos a los intrusos.

“Debo decir que entre las instrucciones ofrecidas en relación con el ejercicios por el Alto Mando se nos había ordenado enfáticamente que nadie, repito nadie, podía hacer uso de los lentes de visión nocturna (infrarrojos) que teníamos, que eso estaba terminantemente prohibido.

“Ahora bien, el hecho fue que entre los que participamos en el ejercicio había un sargento estadounidense de Nueva Jersey, y él y uno de los oficiales puertorriqueños eran amigos cercanos.

“El americano estaba allí como Supervisor, para ver cómo los puertorriqueños hacíamos nuestro trabajo, y el oficial puertorriqueño estaba al mando del destacamento puertorriqueño.

“Poco después el oficial puertorriqueño escuchó ruidos proviniendo del pantano, dio el alerta e inmediatamente todos nos concentramos en tratar de identificar dónde se encontraba el ‘enemigo’, pero fue en vano, no lo podíamos localizar.

“Sonidos extraños continuaban llegando desde el pantano, y luego se sintió un poderoso olor a fango. Era obvio que el ‘enemigo’ ya había salido del pantano, y de algún modo totalmente inexplicable para nosotros había logrado llegar hasta a nuestra posición sin ser visto o detectado en cualquier forma por nosotros.

“El poderoso hedor del fango del pantano -continuó diciendo el oficial- indicaba que alguien había venido a través de él. Pero; ¿cómo era posible que no le hubiésemos detectado antes?

“Nuestro grupo de Fuerzas Especiales Puertorriqueñas estaba entre los mejores. Habíamos participado en muchos ejercicios anteriores, y demostramos ser altamente experimentados y competentes. Sin embargo, no habíamos logrado detectar al ‘enemigo’, que estaba ya muy cerca de nosotros , y no había duda de que se preparaba a volar el puente una vez más.

“No entendiendo lo que estaba sucediendo, el oficial puertorriqueño al mando pidió al sargento estadounidense que le prestase sus lentes de visión nocturna infrarrojos. El americano dudó hacerlo inicialmente, pero le entregó los lentes.

“Usando los lentes, el oficial puertorriqueño barrió toda la zona con su vista y, para su inmenso asombro, descubrió que muy cerca de su posición había varias figuras pequeñas que se arrastran por el suelo, pero que eran totalmente invisibles a la vista normal. ¡MARTIN, ERAN INVISIBLES AL OJO HUMANO!

“El estadounidense hizo una pausa, se quedó pensativo por un momento, y entonces dijo: ‘¿Ya ves? Eso era todo. Sin los lentes infrarrojos no podías verlos! ‘

“No pudiendo creer lo que veía, el oficial puertorriqueño le entregó los lentes al estadounidense, y entonces él y los demás oficiales a cargo del grupo pudieron observar con ellos a aquellas figuras pequeñas.”

Según el confidente, al momento informaron por la radio lo que habían descubierto, y en el otro lado se produjo un largo silencio que duró varios minutos. Entonces llegó una orden de la Dirección General de continuar con el ejercicio y reportar, paso a paso, todo lo que iba aconteciendo con las ‘figuritas’.

“Mire, Martín -continuó explicándonos el oficial-, yo también pude verlos, y aquellas figuras se veían como unos hombres pequeños de unos 4 pies de estatura como máximo, con unos cuerpecitos delgados como los de niños de seis o siete años de edad. Parecían ser todo blancos, blancos de pies a cabeza. Al menos así se veían a través de los lentes infrarrojos.

“Tres de aquellos pequeñines estaban muy cerca de nosotros, arrastrándose por el suelo, hasta quedar a unos 4 o 5 pies de distancia. Y cerca de allí, un poquito más allá, había otro de ellos sentado sobre el tronco de árbol, que parecía estar supervisando todo.

“Había alrededor de una docena más de ellos muy cerca. Y lo más extraño de todo, Martín, era que en sus cabezas parecían tener unos enormes cascos blancos también, y en sus ojos tenían unas grandes cosas negras, como lentes oscuros “.

“Mire Martin, sé que a veces, como en Vietnam, se utilizaron personas de baja estatura para trabajos especiales, como la exploración de los sistemas de túneles subterráneos que usaba el Viet Cong, pero aquellos individuos pequeños en Fort Chaffee… ¡es increíble!, pero tengo que decírselo… AQUELLOS ‘CASCOS’, como pensábamos, NO ERAN CASCOS, ERAN SUS CABEZAS, SUS CRANEOS. YO PERSONALMENTE LOS VI CON LOS LENTES INFRARROJOS, Y NO ERAN SERES HUMANOS (ver ilustración incluida).

“Sus cabezas tenían forma de huevos, eran grandes y sin pelo, eran calvos. Y sus ojos eran grandes y negros, al parecer sin pupilas. Esas partes negras no eran lentes, ERAN SUS PROPIOS OJOS.

“No podía verles boca o la nariz. Bueno, en cuanto a la nariz pienso que pude haber visto unos agujeritos muy pequeños. Pero si tenían bocas no pude vérselas.

“Otra cosa que notamos fue que en sus manos sólo tenían cuatro dedos. ESE ES MI RECUERDO CLARO, SOLAMENTE CUATRO DEDOS.

“LOS QUE PARECÍAN SER SUS LÍDERES tenían algo similar a unos chalecos o chaquetitas cortas negras, sin mangas, que se extendían hasta la mitad de sus pechos.”

“Continuamos informando todo por radio, y parecían estar interesados en todo lo que decíamos sobre aquellos pequeños seres y lo que pasaba.

“Para hacer más corta la historia, le diré que los puertorriqueños fuimos los únicos que logramos evitar que el puente fuese volado, y fuimos felicitados por ello.

“Por cierto, los seres pequeños aquellos fueron recogidos más tarde por un helicóptero grande del Ejército, y se los llevaron de allí.

“¿Usted sabe algo? En mi opinión simplemente nos usaron a todos. Y aunque admito que parece increíble, a base de todo lo que pasó allí tengo que decir que parece ser que las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos pueden estar en contacto con seres no humanos, y en aquél ejercicio los no humanos parecían estar mostrándole a las fuerzas armadas sus grandes capacidades tecnológicas y psíquicas.

“De hecho, después de que todo terminó los oficiales de la Base Fort Chaffee y los oficiales encargados de la OPERACIÓN CORTINA nos reunieron y nos ordenaron no hablar de lo que había ocurrido y de lo que habíamos visto aquella noche, que todo era MUY SECRETO, y el sargento estadounidense que le prestó los lentes infrarrojos a los soldados de Puerto Rico fue objeto de una reprimenda muy fuerte, y fue enviado de regreso a Nueva Jersey.

“Los nombres de los oficiales al mando de la Operación Cortina fueron los siguientes:

1. Coronel y Comandante del Grupo de Fuerzas Especiales JAMES G. POLEA.

2. HARLEY C. DAVIS, BG, EE.UU., DCG, EE.UU.-SOC.

Preguntamos al oficial por qué quiso hablar con nosotros sobre el incidente, y respondió: “Porque lo que vimos creó un gran impacto en todos nosotros. Aquellos no eran seres humanos. Eran como las pequeñas criaturas esas sobre las que uno escucha tanto y ve en los programas de televisión, y ESTABAN CON NUESTRAS FUERZAS ARMADAS.

“Es evidente que las capacidades que poseen son increíbles. Básicamente, eran invisibles. ¿Y sabe?, todo este asunto, lo que está pasando, me preocupa mucho porque uno se pregunta quiénes son esos seres y qué están haciendo aquí, con nuestras fuerzas armadas. ¿Estarán también con las fuerzas armadas de otros países?

“Mire Martín, estamos viendo cosas que son muy, muy preocupantes. Cosas para las que nadie da explicaciones. Es por eso que necesitaba hablar con usted.

“Tal vez, si estas cosas se hacen públicas otras saldrán a la luz, y el pueblo comenzará a discutir lo que está pasando, y nos dirán a qué nos estamos exponiendo con todo esto.”

Comentarios Finales

Si lo que este oficial puertorriqueño nos dijo es correcto, el asunto tiene implicaciones muy profundas para todos nosotros como especie planetaria.

PERO TAMBIÉN PODRÍA SER DESINFORMACIÓN, y por esa misma razón quisimos obtener verificación de los hechos descritos a través de otros oficiales de la Guardia Nacional de Puerto Rico que han colaborado con nosotros en el pasado, y sí, nos corroboraron lo dicho por nuestro informante.

Además, pudimos ver también copias de los certificados emitidos a los militares puertorriqueños que participaron en la OPERACION CORTINA entre el 17 de abril y el 5 de mayo de 1992, y pudimos confirmar en ellos los nombres de los oficiales de EE.UU. que estaban a cargo del ejercicio.

Finalmente, sólo podemos decir que de ser cierto todo lo aquí expuesto, algo muy extraño, pero con poderosas implicaciones para todos nosotros está sucediendo.

Finalmente, pedimos a cualquier miembro de las Fuerzas Especiales de la Guardia Nacional de Puerto Rico y de los contingentes de fuerzas especiales de EE.UU., Venezuela y Ecuador que participaron en el mencionado ejercicio en 1992, a que se comuniquen con nosotros e informen cualquier dato que conozcan sobre lo aquí expuesto. Pueden hacerlo a través de nuestro teléfono, de nuestro e-mail (mostrados al inicio de este artículo), o a través del inbox de esta página en Facebook.

The URI to TrackBack this entry is: https://historiasufologicasenpuertoricoyexterior.wordpress.com/2014/10/16/la-operacion-cortina-ejercicios-militares-con-seres-alienigenas/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: